Bruselas aprueba una ayuda de tres millones para los países petroleros árabes

La Comisión Europea ha aprobado subvencionar el cambio de modelo económico de países como Arabia Saudí, Bahréin, Emiratos Árabes Unidos y Catar. Para facilitar la mudanza de estas naciones, más conocidas por cajas fuertes rebosantes de petrodólares que por necesidad de cooperación exterior, Bruselas ha dispuesto tres millones de euros.

El importe acordado por la Comisión Europea servirá para financiar el programa de reducción de dependencia de la industria de los hidrocarburos trazado por el Consejo de Cooperación para los Estados Árabes del Golfo. En esta organización, además de los países ya referidos se incluyen también Kuwait y Omán, que gozan entre sí de ausencia de aranceles para la gran mayoría de bienes y servicios.

Desde Bruselas se justifica esta iniciativa como un “apoyo” para que los países integrantes de esta asociación puedan “diversificar sus economías, dependientes casi exclusivamente de la extracción de hidrocarburos”, recoge el memorando redactado desde la capital institucional de la Unión Europea. Aunque la cantidad aportada podría considerarse como limitada para alcanzar este hito, lo más curioso es que se trata de naciones con economías saneadas que hasta el último año, presionadas por la constante depreciación del crudo, no gravaban muchos servicios ciudadanos.

La entrega de la millonaria partida de ayuda se ha producido en el marco del Instrumento de Colaboración (IC), uno de los múltiples programas de ayuda de los que dispone Bruselas y que en esta ocasión contaba con un saldo total de 32 millones de euros. En atención a estas cifras, Arabia Saudí y sus socios regionales se llevarán un 9,38% del total de este presupuesto.

Este mecanismo es presentado por las autoridades comunitarias como una oportunidad para que la Unión Europea pueda “tomar parte en la configuración del cambio mundial y promover sus valores fundamentales, […] afrontar los retos mundiales y encontrar soluciones conjuntas a problemas de interés común”. De forma paralela, Bruselas se encuentra en negociaciones muy avanzadas con diferentes organizaciones de materia comercial de todo el mundo para la suscripción de acuerdos bilaterales de libre comercio y el anteriormente conocido como Consejo de Cooperación del Golfo es uno de estos actores.

China será otro de los beneficiarios del Instrumento de Colaboración anunciado por la Comisión. En este caso, el ‘Gigante Asiático’ recibirá un millón de euros para la captura y almacenamiento de carbono procedente de centrales de carbón en el país, según figura en la documentación publicada al respecto por las instituciones comunitarias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *