Castigo a OHL en Bolsa por sus beneficios trimestrales

Descalabro de OHL en Bolsa. Las acciones del grupo constructor cerraron con una caída del 13,25% convirtiéndose en la peor del continuo tras presentar resultados ayer al cierre de mercado. La compañía, presidida por Juan Villar Mir, cerró los nueve primeros meses del año con un beneficio neto de 3,9 millones de euros, lo que supone una caída del 94,9% respecto a las cifras registradas el ejercicio anterior, ante la ausencia de extraordinarios.
Los resultados se ven afectados por la depreciación de las principales divisas, de forma que las variaciones en ingresos, ebitada y beneficio neto a tipos de cambio constante serían 5,8%, -5% y -57%, respectivamente. Estas cuentas son inferiores a las previsiones de los analistas.

Los expertos de Bankinter creen que el impacto negativo de estos resultados en la cotización de la constructora se debe a varias razones. En primer lugar, porque el aumento del tráfico y las tarifas en las autopistas mexicanas no son suficientes para compensar el efecto negativo del tipo de cambio, de forma que el Ebitda por peajes retrocede un 12,2%. “La depreciación del peso mexicano tras la victoria de Trump(-10% frente al euro desde las elecciones en EE UU) provocará que esta situación se mantenga en el cuarto trimestre de 2016”, esperan estos expertos.

En segundo lugar, el margen del área de construcción se recupera levemente (3,1% en los nueve primeros meses de 2016 frente a 2,9% en los seis primeros meses del año), pero continúa siendo bajo. En tercer lugar, la firma de análisis se refiere a la generación de caja operativa en el tercer trimestre de 2016 (trimestre estanco) y que, a su juicio, continúa siendo negativa (-181,5 millones de euros) por el deterioro del working capital.

En el plano positivo, en el informe de Bankinter se destaca la declaración de OHL como Best-Value Proposer para la mejora de la I-405 en California por 1.217 millones de dólares. Sin embargo, el resto de posibles catalizadores están relacionados con factores ya conocidos durante el mes de octubre como el menor riesgo en legacy projects de construcción tras la cesión de Marmaray a un contratista local y las desinversiones del 24% de Conmex y el 4,4% de Abertis, que permiten reducir la deuda y eliminar el riesgo de margin loans.

“Valoramos positivamente el objetivo de reducción de deuda neta con recurso hasta 600 millones de euros a finales del cuarto trimestre de 2016 incluyendo la venta de Abertis (equivalente a un endeudamiento Deuda neta con recurso / Ebitda con recurso de 2 veces) y la reducción hasta 300 millones de euros si se materializan las desinversiones de Mayakoba y Canalejas, pero entendemos que estos factores positivos están en parte descontados por el mercado”, explica la firma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *