Economia

España pierde el diferencial positivo de inflación tres años después

La economía española volvió a crecer en el cuarto trimestre de 2013, con un avance del 0,2%, tras seis años seguidos de crisis. Uno de los factores que resultó determinante para el despegue del PIB, que acumuló posteriormente 12 trimestres consecutivos de crecimiento, fue la bajada de precios. Uno de los mayores desequilibrios que acumulaba tradicionalmente España era el exceso de inflación respecto a sus vecinos europeos, en gran medida por un incremento mayor de los salarios.

1479197296_572188_1479226871_noticia_normal

 

Esa espiral de precios y salarios altos se rompió a mediados de 2013 y provocó que en septiembre de ese año el diferencial de precios con respecto a la unión monetaria volviera a ser positivo. Y así se ha mantenido durante 37 meses, gracias en primer lugar a la moderación salarial (los sueldos en convenio solo subieron un 0,5% de media en 2013 y en 2014) y en segunda instancia al desplome del precio del petróleo, que tocó mínimos a principios de 2016 y que arrastró a la baja la inflación española.

El INE constató ayer que ese período de más de tres años con precios bajos ha tocado a su fin. La inflación subió siete décimas en octubre y encadenó dos meses consecutivos al alza, algo que no sucedía desde julio de 2015. Los dos primeros efectos del repunte de la inflación serán la merma de poder adquisitivo a los hogares y de competitividad a las empresas en su salida a mercados exteriores. El mayor consumo de los hogares y el repunte de las exportaciones se habían basado en ese escenario de precios bajos.
El Ejecutivo y los expertos auguran que ese repunte no será coyuntural y que se asentará en los próximos meses. En su primera rueda de prensa como secretaria de Estado de Economía, Irene Garridopronosticó que la tasa en diciembre será del 1 %, “si bien la media del año seguirá siendo negativa, por tercer año consecutivo”. Confirmó que el diferencial vuelve a ser nulo, aunque negó que la competitividad se vaya a ver dañada. “La economía española está viviendo una fase de crecimiento robusto, compatible con una inflación reducida. Esto no erosiona el poder adquisitivo de las familias y facilita la toma de decisiones por parte de consumidores y empresas”, apuntó.

Una visión diferente a la de la Fundación de las Cajas de Ahorro que prevé que los precios subirán con fuerza en los próximos meses y tocarán techo en febrero de 2017, con un crecimiento del 2%. La media anual este año será de tres décimas negativas, pero la de 2017 ascenderá a 1,4 puntos. Ese repunte de los precios tendrá un impacto directo en el consumo de los hogares, el principal motor de la economía española, y en el sector exterior. En 2016, Funcas prevé que el año cerrará con un avance del 3,3% de la demanda interna (gasto de los hogares e inversión empresarial), mientras que el año que viene el avance se moderará al 2,2. Por su parte, las exportaciones frenarán su ritmo de crecimiento desde el 5,1% previsto para este año hasta el 4,2% de 2017, mientras que las importaciones también aumentarán menos, desde el 5,8% de este año al 4,9% de 2017. En esa misma línea, CEOE alertó de la desaparición del diferencial de inflación positivo de España respecto a la zona euro, por lo que indicó que cualquier deterioro de la competitividad tendrá efecto sobre la recuperación de la economía española y pidió mantener la moderación salarial.

El 77% del IPC está en positivo

Al margen de las previsiones oficiales y privadas, los datos de octubre revelan que la tendencia deflacionista ha tocado a su fin. El petróleo, principal elemento que impulsaba a la baja los precios, se ha estabilizado y ya recoge subidas en tasa anual. El barril de Brent, de referencia en Europa, cotizó en octubre a una media de 46,74 euros, cuando un año antes lo hacía a 44 euros, lo que supone un incremento del 6,1%.

La economía de China se muestra más estable

La economía de China se ha mostrado más estable durante el pasado mes de octubre, pero el panorama se podría oscurecer con un crecimiento decepcionante de las ventas minoristas y los temores sobre fricciones comerciales con Estados Unidos, tras la victoria de Donald Trump.

pekin-1

La inversión en activos fijos se ha incrementado ligeramente, superando las expectativas entre los meses de enero y octubre en comparación al mismo periodo de 2015, después de que el Gobierno intensificara el gasto en infraestructura para apoyar el crecimiento.

Sin embargo, los datos de las exportaciones, los préstamos bancarios y las previsiones de un enfriamiento del mercado inmobiliario, sugieren que el impulso económico podría vacilar en los próximos meses.

Capital Economics ha señalado en una nota que “en conjunto, los datos actuales sugieren que la recuperación reciente de la actividad económica continuó en el cuarto trimestre. Esperamos que la expansión se mantenga por otro trimestre o dos. Sin embargo, con el crecimiento del crédito ahora ralentizado y el mercado inmobiliario comenzando a enfriarse, los impulsores de la recuperación reciente parecen encaminados a debilitarse a principios del próximo año”.

Los líderes de China dependen de un repunte del mercado inmobiliario y del gasto en infraestructura del Gobierno para impulsar la actividad y es probable que cumplan con su objetivo de crecimiento del 6,5% al 7%.

Los analistas han señalado que el auge de la construcción ha ayudado a revitalizar al sector industrial, estimulando la demanda de cemento y acero. No obstante, los inversores están cada vez más preocupados por los riesgos de un estímulo impulsado por la deuda.

La deuda de China se ha elevado más de un 250% del PIB desde el 150% registrado a finales de 2006.

Zhou Hao, economista de Commerzbank, ha señalado que “el tono de la política general se ha volcado en la gestión de riesgos ya que las autoridades están preocupadas por las burbujas de activos” y prevé que el Gobierno va a desacelerar su estímulo antes de que culmine el año.

 

La inflación sube un 0,7 % en octubre

El índice de precios de consumo (IPC) subió en octubre el 0,7 % respecto al mismo mes del año anterior, cinco décimas más que en septiembre, con lo que ya suma dos meses en positivo, algo que no ocurría desde julio de 2015, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística (INE).

billetes-de-euros

El dato confirma el avanzado por el INE el pasado 28 de octubre y se explica por el encarecimiento de los precios de la energía, en particular de la electricidad, del gas, del gasóleo para calefacción y de los carburantes y lubricantes.

La inflación subyacente, que no tiene en cuenta los precios de la energía ni de los alimentos frescos, se mantuvo en el 0,8 % interanual, con lo que se situó una décima por encima del IPC general, la menor diferencia entre ambos indicadores desde julio de 2014.

Los grupos que empujaron al alza la tasa interanual del IPC fueron el de la vivienda y el transporte, ya que el primero incluye la electricidad y el segundo, los carburantes.

El grupo de la vivienda siguió en negativo, pero moderó su caída hasta el 0,4 % interanual, dos puntos y medio menos que un mes antes, gracias a la subida de los precios de la electricidad, que un año antes estaban cayendo.

El grupo del transporte subió el 1,7 % en octubre respecto a un año antes, casi dos puntos por encima de la tasa registrada en septiembre, debido al encarecimiento de carburantes y lubricantes que hace un año evolucionaban a la baja.

Dentro del IPC general hubo otros dos grupos que tiraron de los precios a la baja y que propiciaron que la inflación no hubiese sido mayor en octubre, que fueron el de los alimentos y bebidas no alcohólicas, y el del ocio y la cultura.

El grupo de los alimentos registró una subida anual del 0,3 %, cinco décimas inferior a la del mes pasado, causada por la estabilidad de precios de la fruta fresca y los aceites que un año antes estaban subiendo.

El grupo del ocio y la cultura acentúo en cuatro décimas su bajada interanual, que fue del 1,9 % en octubre, a consecuencia del abaratamiento de los precios de los viajes organizados tras el fin de la temporada veraniega.

En comparación con un mes antes, el IPC subió el 1,1 %, lo que se explica por los mismos factores que el alza interanual (encarecimiento de los precios de la energía), pero también por un factor estacional como es el incremento de los precios del vestido y calzado con la llegada de la nueva temporada de invierno.

El IPC registró avances anuales en todas las comunidades y se situó en el 1 % en Asturias y Navarra; en el 0,9 % en Cataluña; en el 0,8 % en Andalucía, Cantabria, Castilla y León y Galicia; en el 0,7 % en Aragón, Baleares y País Vasco; en el 0,6 % en Canarias, Extremadura, Murcia y Melilla; en el 0,5 % en Castilla-La Mancha y Madrid; en el 0,4 % en la Comunidad Valenciana y la ciudad autónoma de Ceuta, y el en 0,3 % en La Rioja.

IPC Armonizado (IPCA), que mide la evolución de los precios con el mismo método en todos los países de la zona del euro, subió el 0,5 % interanual, cinco décimas más que el mes anterior.

La variación anual del IPC a Impuestos Constantes (IPC-IC) fue del 0,7 %, igual a la registrada por el IPC general.

 

Los alemanes recurren al oro como inversión refugio

Los alemanes recurren cada vez más al oro como inversión refugio, ante la política de tipos de interés mínimos del Banco Central Europeo (BCE), según un estudio de la escuela de estudios superiores Steinbeis, por encargo del Reisebank.

oro_phixr

De acuerdo con este análisis, actualmente los ciudadanos del país acumulan 8.672 toneladas de oro, la mitad de las cuales en forma de lingotes o monedas, mientras que el resto corresponde a joyas.

“El mercado del oro ha consolidado su atractivo entre el inversor privado desde 2014”, concluye el estudio, según cuyas cifras en estos dos últimos años el volumen del noble metal acumulado por los ciudadanos del país prácticamente se ha duplicado.

Casi un 80 % de los poseedores de oro se proponen aumentar su inversión en el metal precioso en los próximos años, añade.

Los autores de este análisis estiman que aproximadamente tres cuartas partes de los alemanes adultos poseen oro, sea en lingotes, joyas o monedas, con una media de 69 gramos del metal por cada alemán mayor de 18 años.

Sumado a las correspondientes al Bundesbank, el banco central alemán, con un total de 3.381 toneladas a finales de 2015, resulta que Alemania tiene un 6,4 % del total de las reservas de oro del mundo.

Para el estudio encargado por el Reisebank, entidad especializada en cheques de viajero y mercado de metales preciosos, se ha encuestado a un total de 2.000 ciudadanos mayores de edad.

Alemania analiza su mercado inmobiliario, ante una amenaza de burbuja

alemania

Alemania está analizando su mercado inmobiliario, ante una posible amenaza de burbuja ocasionada por los tipos de interés en mínimos históricos, el avance en el poder adquisitivo, y la escalada de los alquileres.

Para evitar un recalentamiento el sector, el Gobierno alemán está trabajando en un proyecto de ley que va a endurecer las condiciones en las que los bancos conceden hipotecas.

La demanda del sector inmobiliario se ha incrementado en Alemania, un país que se ha caracterizado por el alquiler, debido a varios factores como la buena situación del mercado laboral, donde la población empleada crece y el desempleo se encuentra en mínimos históricos. Además, los salarios y las pensiones han crecido por encima de la inflación, que se ha mantenido baja.

De acuerdo con la información que ha publicado el Bundesbank, el precio de la vivienda ha subido de un 1,02% entre 2006 y 2010, a un 6,28% entre 2011 y 2015, pasando el índice de precios al consumo (IPC).

Hans-Hartwig Loewenstein, presidente de la Asociación Central de Empresas de Construcción de Alemania (ZDB), ha asegurado que “hay riesgos puntuales”, pero considera que “el peligro aquí no es en absoluto grave”. El riesgo de una burbuja se concentra en los denominados “lugares A”, los terrenos más demandados, y en “pequeños” segmentos, como el del gran lujo.

Asimismo, ha agregado que el crecimiento de los precios de la vivienda en Alemania ha sido “mucho más moderado” que en otros países en las “últimas décadas”.

Andreas Dombret, responsable de Mercados en el Bundesbank, ha comentado a la revista “Focus” que los análisis estiman que “hay exageraciones en algunos segmentos del mercado que podrían indicar la incubación de una burbuja. Pese a que los precios de la vivienda no demuestran aún una burbuja, los análisis indican que el riesgo actual es alto en la comparación histórica”.

Por otro lado, el ministro de Finanzas de Alemania, Wolfgang Schäuble, ha alertado contra la “formación de burbujas y valoraciones excesivas de activos” debido a las políticas expansivas del BCE.

La economía española crece el triple que la alemana en el tercer trimestre

  • La economía española creció un 0,7% en el tercer trimestre mientras Alemania y Francia moderaron su crecimiento al 0,2%. Portugal sorprende y lidera el crecimiento de la eurozona (0,8).

image_content_5676428_20161115131434

El Producto Interior Bruto (PIB) de la zona euro creció a un ritmo trimestral del 0,3% entre julio y septiembre, en línea con los tres meses anteriores, según la segunda estimación del dato publicada por Eurostat.

En comparación con el mismo trimestre del año anterior, la economía de la zona euro mantuvo un ritmo de crecimiento del 1,6%, similar al observado durante el trimestre precedente.

En el conjunto de la UE, el PIB creció un 0,4% en el tercer trimestre, en línea con la expansión observada en los tres meses anteriores, mientras que el crecimiento interanual fue del 1,8%, igual que en el segundo trimestre.

Entre los países de la UE cuyos datos estaban disponibles, Portugal y Bulgaria registraron el mayor ritmo de crecimiento trimestral (+0,8% ambos), por delante de España, Chipre, Eslovaquia y Países Bajos (+0,7% cada uno), mientras la expansión más débil se observó en Lituania (+0,1%), por delante de países como Bélgica, Estonia, Hungría, Polonia, Alemania y Francia, que registraron cada uno un crecimiento del 0,2%.

En comparación con el tercer trimestre de 2015, Rumanía lideró el crecimiento en la UE, con una expansión del 4,6%, seguida de Bulgaria (+3,5%) y por delante de España y Eslovaquia (+3,2% respectivamente).

En el tercer trimestre de 2016, la economía de EEUU registró un crecimiento del 0,7%, tres décimas por encima de la expansión del segundo trimestre, mientras el PIB de Japón aumentó un 0,5%, frente al 0,2% del segundo trimestre.

España cerrará 2016 con un crecimiento del 3,2 %

La secretaria de Estado de Economía, Irene Garrido, ha asegurado hoy que la economía española cerrará 2016 con un avance del 3,2 %, tres décimas por encima de la última previsión elaborada por el Gobierno en julio.

“Se espera cerrar este año 2016 con un crecimiento en torno al 3,2 %”, ha afirmado la secretaria de Estado en la rueda de prensa para valorar el último dato de IPC, una cifra de PIB que coincide con la publicada la pasada semana por la Comisión Europea, que mejoró su previsión seis décimas respecto a la anterior de mayo.

De acuerdo con los últimos datos adelantados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la economía avanzó en el tercer trimestre un 0,7 %, en línea con los trimestres anteriores, con lo que de continuar esa tendencia el crecimiento para el conjunto del año estará por encima del 3 %.

El Gobierno está actualizando las cifras del cuadro macroeconómico que presentará en las próximas semanas, previsiblemente junto con el techo de gasto, lo que servirá de base para la elaboración de los Presupuestos Generales del Estado de 2017.

Sobre las cuentas para el próximo año, Garrido ha explicado que el Gobierno se está “amoldando” a un escenario de “multitud de partidos en el hemiciclo”, lo que obliga a llegar a acuerdos, aunque ha considerado que los partidos entienden que el compromiso con Europa para la reducción del déficit público es una obligación de todos.

Parón en al economía alemana

La economía de Alemania registró un crecimiento del 0,2% en el tercer trimestre del año, un ritmo de expansión sensiblemente inferior al 0,4% observado en el segundo trimestre como consecuencia del retroceso experimentado por las exportaciones, según informó la Oficina Federal de Estadística (Destatis).

Según datos trimestrales ajustados, el gasto final en consumo doméstico realizó una contribución positiva al crecimiento del PIB, con incrementos del gasto público y de los hogares. Por su parte, la formación de capital fijo en maquinaria y equipamiento registró un cierto retroceso, mientras la construcción registró una evolución más positiva que en los tres meses anteriores.

“El desarrollo del comercio internacional tuvo un efecto bajista sobre el crecimiento. Las exportaciones bajaron ligeramente, mientras que las importaciones subieron levemente en comparación con el segundo trimestre”, explicó Destatis. En comparación con el tercer trimestre de 2015, el crecimiento económico se desaceleró al 1,5% desde el 3,1% interanual del trimestre precedente.