El gobierno de Colombia interviene la filial de Gas Natural

El Gobierno colombiano ha anunciado este martes la intervención de la filial del grupo Gas Natural Fenosa, Electricaribe, después de que las negociaciones entre el Ejecutivo y la cúpula de la compañía por los impagos en la región caribeña hayan finalizado sin alcanzar un acuerdo.

“La toma de posesión de Electricaribe es la mejor alternativa para garantizar servicio de energía para familias e industria”, ha confirmado el ministro de Minas y Energía del país latinoamericano, German Arce, en su cuenta oficial de Twitter.

En concreto, la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios ha anunciado la toma de posesión de los bienes, haberes y negocios de la empresa y ha procedido al nombramiento de Javier Lastra como agente especial Electricaribe.
El origen del conflicto radica en los continuos impagos que el grupo sufre por distribuir la electricidad a 2,5 millones de personas que viven en la zona norte del país, frente a la costa del Mar Caribe, que alcanzarían, según la compañía española, los 1.259 millones de euros a cierre del pasado mes de septiembre.

La tasa de impagos, de acuerdo a los datos de Gas Natural, ascendería al 83%, a lo que había que sumar “la existencia de un importante fraude en el consumo”, explica el grupo en un comunicado.

Hace unos meses se inició el proceso de conversaciones “para tratar de resolver de manera negociada la situación de la compañía en el marco del tratado de protección recíproca de inversiones entre el Reino de España y la República de Colombia”. El presidente de la firma, Isidro Fainé, viajó el pasado fin de semana a Colombia para reunirse con miembros del Ejecutivo colombiano, entre ellos el presidente José Manuel Santos, para abordar la crisis abierta, pero los encuentros parecen no haber dado sus frutos.

“Gas Natural Fenosa ha mostrado su total interés en cooperar y colaborar con las autoridades de la República de Colombia, tanto en el pasado como ahora de cara al futuro”, apunta la compañía, a la que las autoridades colombianas acusan de frenar las inversiones.

La compañía española tiene una participación del 85,38% en el capital de Electrificadora del Caribe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *