El Gobierno no prevé recuperar los niveles del PIB antes de 2022

El Gobierno contempla en el Plan de Estabilidad 2020-2021 que el nivel de PIB en el último trimestre del año próximo estará todavía un 2,7% por debajo del nivel alcanzado a finales de 2019, por lo que no se alcanzarán los niveles del PIB de antes de la crisis hasta entrado el año 2022.

Asimismo, las estimaciones del Ejecutivo pronostican una recuperación del PIB trimestral en forma de ‘V’ asimétrica, de tal manera que en los dos primeros trimestres de 2020 se concentrará la caída más acusada, con un descenso del PIB del 18,2%, que se irá recuperando paulatinamente a partir del segundo semestre, con lo que la caída de la economía para el conjunto de este año se situará en el 9,2%.

En concreto, a partir del segundo trimestre de 2021 el PIB recuperaría unas tasas de crecimiento trimestrales semejantes a las previstas en febrero de 2020, y para el próximo año se prevé un crecimiento medio anual del 6,8%.

Pese a ir recuperando paulatinamente dichas tasas de crecimiento, el PIB del cuarto trimestre de 2021 estaría todavía un 5,7% por debajo del PIB previsto por el Gobierno el pasado mes de febrero para ese mismo periodo.

El Ejecutivo asegura, además, que las medidas implementadas por el Gobierno permitirán amortiguar parcialmente el “shock” en 2020, mitigando su impacto en unos 3 puntos porcentuales

En lo referente al mercado laboral, el Gobierno destaca que la fuerte contracción del PIB en 2020 se trasladará al empleo. Sin embargo, debido a las medidas adoptadas para mantener el empleo y la liquidez, la cifra de ocupados incluye un número importante de trabajadores acogidos a expedientes de regulación temporal de empleo.

Por ello, el Gobierno se centra en su análisis en las horas trabajadas perdidas y a través de este enfoque, asegura que el empleo también se recuperará “en forma de ‘V’ asimétrica” y mantendrá el mismo patrón seguido en el escenario de reactivación del PIB.

Así, la caída de un 9,7% en las horas trabajadas en 2020, se concentraría en el primer semestre del año y a partir del tercer trimestre las horas trabajadas comenzarían a aumentar trimestralmente.

“Esta senda de recuperación, se mantendría en 2021, hasta registrarse en el conjunto de ese año un aumento del 5,7% de las horas trabajadas”, subraya el Ejecutivo, que añade que la tasa de desempleo máxima se registrará en el segundo trimestre de 2020.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *