La banca sigue subiendo comisiones con los tipos negativos enquistados

El escenario de tipos negativos va para largo, y mientras los bancos debaten sobre si trasladar o no este coste a los clientes, las comisiones se han convertido en un filón al que todavía pueden acudir para compensar la caída de márgenes. Tras el parón del segundo trimestre, la banca del Ibex 35 volvió a pisar el acelerador en el tercer parcial del año, con unos ingresos acumulados en lo que va de año de casi 16.675 millones de euros, un aumento del 2,74% respecto al mismo período de 2018.

El mayor banco español, el Santander, fue también el que cobró más comisiones: una cifra de 8.818 millones de euros que supone un incremento de un 3,4% respecto a los 8.529 millones del mismo período de 2018. Si se contabiliza solo el tercer trimestre, el aumento es algo más modesto, de un 0,8% hasta los 2.955 millones. La entidad que preside Ana Botín atribuye este crecimiento a la mayor vinculación de los clientes, a lo que se une la estrategia de crecimiento en servicios y productos de mayor valor añadido. Según costa en el informe financiero trimestral, aumentaron las procedentes de tarjetas, seguros, cambios de divisa y cheques y transferencias. No obstante, en España el Santander cobró menos comisiones, 1.861 millones de euros frente a 1.991 millones del año pasado.

 

Su principal competidor, BBVA, cobró 3.743 millones de euros en comisiones, un aumento de un 2,4% respecto a los 3.653 millones del mismo período de 2018. En el tercer trimestre, las comisiones netas alcanzaron 1.287 millones, un aumento del 6,4% en euros constantes y la cifra más elevada de los últimos 10 trimestres. Por su parte, en España el banco que preside Carlos Torres ingresó un 1,3% más gracias al mejor desempeño de tarjetas, las comisiones cobradas por venta de seguros y las cobradas a clientes mayoristas.

El mayor incremento en el cobro de comisiones fue el registrado por Banco Sabadell, que se recupera de su 2018 ‘horribilis’ por los problemas en su filial británica. El banco ahora radicado en Alicante ingresó 1.067 millones de euros en comisiones, un incremento de un 9,1% respecto a los 978 millones del año pasado. Si se excluye TSB, el incremento fue de un 6,8% al pasar de 918 a 980 millones de euros. No obstante, en el trimestre registraron una ligera caída del -0,6% principalmente por el efecto estacional en las comisiones de gestión de activos. Por su parte, en Bankinter los ingresos netos por comisiones aumentaron un 4,3%, subiendo de 346,7 a 332,3 millones de euros.

En dos entidades del Ibex 35 se recortaron los ingresos por comisiones: CaixaBank y Bankia. En el caso de la entidad presidida por Jordi Gual el descenso fue de un 1,7% hasta los 1.904 millones de euros, que se comparan con los 1.938 millones del mismo período de 2018. No obstante, en el tercer trimestre las comisiones alcanzaron los 656 millones, un incremento de un 3,2% frente al segundo trimestre y de un 1,7% si se compara con el tercer parcial de 2018. La entidad ha comunicado que cayeron las comisiones por gestión de planes de pensiones. También las de fondos de inversión y comercialización de seguros. Por el contrario destacó la evolución positiva de las comisiones de Unit Link en el año (+19,6 %).

Bankia, por su parte, ingresó 796 millones, un 0,4% menos que los 799 millones del mismo período de 2018. A pesar de la buena evolución de las comisiones cobradas por servicios de cobros y pagos (+9,6%) o activos bajo gestión (+3,4%), pesó más el descenso de un 29,7% de las comisiones de cuentas a la vista derivado de la aplicación de la política “sin comisiones” a los clientes de BMN, así como las menores comisiones por gestión de activos dudosos y fallidos derivadas del proceso de reducción de activos problemáticos del grupo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *