La UE discutirá un plan de recuperación económica el 23 de abril

Los jefes de Estado y de Gobierno de los Veintisiete han sido convocados a una reunión extraordinaria el próximo 23 de abril, para discutir las bases del plan para la recuperación y el relanzamiento económico de la Unión Europea tras la pandemia de Covid-19, después de que el Eurogrupo acordase ayer la movilización de hasta 540.000 millones de euros en préstamos, según ha anunciado, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel.

En su acuerdo de este jueves, sin embargo, los ministros de Economía y Finanzas de la eurozona aparcaron el debate sobre los eurobonos que reclaman España, Francia o Italia hasta una futura discusión entre los líderes de la UE, que podrían retomar así el tema el próximo 23 de abril.

El político belga ha asegurado al anunciar la convocatoria de esta cumbre extraordinaria virtual que “es momento de sentar las bases para una recuperación económica robusta” y ha defendido que “el presupuesto de la UE tendrá un papel significativo”, subrayando que “este plan tiene que relanzar las economías mientras promueve la convergencia económica en la UE” .

En este sentido, Michel ha anunciado que está trabajando junto con la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, “en un Plan de Ruta y Acción para garantizar el bienestar de todos los europeos y para devolver a la UE a un crecimiento fuerte, sostenible e inclusivo fundamental en una estrategia verde y digital”.

Según lo acordado este jueves por el Eurogrupo, sobre la base de un documento previo pactado entre Francia, Alemania, España, Italia y Países Bajos, el fondo europeo de rescates (MEDE) proporcionará hasta 240.000 millones en líneas de crédito a los Estados miembros, el Banco Europeo de Inversiones (BEI) movilizará 200.000 millones en préstamos para empresas y el fondo contra el desempleo propuesto por la Comisión Europea pondrá a disposición de los gobiernos europeos otros 100.000 millones.

Con respecto al fondo de recuperación, el documento no hace ninguna mención a la emisión de deuda conjunta con la que España, Francia o Italia querían alimentarlo y traslada a los jefes de Estado y de Gobierno la responsabilidad de acordar cuestiones como sus fuentes de financiación o su tamaño.

En este sentido, el presidente del Consejo Europeo ha afirmado este viernes en un comunicado que el acuerdo del Eurogrupo es un logro significativo, puesto que supone que más de 500.000 millones de euros estén ahora disponibles para proteger a los países, los trabajadores y las empresas de la UE.

“Con este paquete sin parangón asumimos juntos la carga de la crisis. Este compromiso está destinado a una ayuda rápida orientada”, ha apuntado antes de agregar que intentará hacer avanzar los trabajos en este sentido durante la videoconferencia con los miembros del Consejo Europeo que tendrá lugar el 23 de abril.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *