Politica

El Gobierno nombra a una militante antiabortista del Opus Dei jefa de gabinete en Sanidad

  • Julia de Micheo pertenece, al igual que el exministro Trillo, al Opus Dei
  • Se opuso a la ley de Zapatero y criticó a Rajoy por retirar la de Gallardón

dolors-montserrat-sanidad-nov2016-efe

Julia de Micheo Carrillo de Albornoz es la nueva directora de gabinete de la recién elegida ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat.
Licenciada en Comunicación, Publicidad y Relaciones Públicas por ESERP Business School y Máster en Planificación Estratégica de la Empresa por la Universidad Rey Juan Carlos, De Micheo también es conocida por su pertenencia al Opus Dei, su militancia antiabortista y por su fuerte oposición a la ley aprobada en la materia por el Gobierno de Zapatero.

Según informaciones de Infovaticana y eldiario.es, De Micheo no sólo se significó contra la ley de Zapatero y en favor del movimiento provida, sino que se mostró enormemente crítica con Mariano Rajoy cuando su Gobierno retiró el proyecto de ley interrupción del embarazo que preparaba el entonces ministro de Jusiticia Alberto Ruiz Gallardón.

De Micheo también ha trabajado con Federico Trillo como asesora cuando fue presidente del Congreso de los Diputados y también cuando fue ministro de Defensa, llegándose a convertir en su “mano derecha”, según recogen los citados medios, quienes la vinculan con el exministro también dentro del Opus Dei.

Del mismo modo, la nueva hefa de gabinete en Sanidad fue diputada nacional en el Congreso de los Diputados y miembro de la Comisión Gestora del Partido Popular en Madrid. Actualmente era asesora del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso de los Diputados.

 

El PSOE comienza a apartar de sus cargos en el Congreso a sus diputados del ‘no’ a Rajoy

  • José Zaragoza, del PSC, será reemplazado por Soraya Rodríguez
  • Margarita Robles y Meritxell Batet también podrían ser apartadas

antonio-hernando-congreso-15nov2016-efe

La Gestora del PSOE ha decidido que no mantendrá la propuesta de que el diputado catalán José Zaragoza presida la Comisión Mixta para la Unión Europea, que debería votarse este miércoles, y presentará en su lugar el nombre de la diputada vallisoletana Soraya Rodríguez.
Según han confirmado a Europa Press fuentes del PSOE, la dirección del partido ha decidido finalmente retirar el nombre de Zaragoza, que se convierte así en el primer diputado socialista ‘castigado’ por romper la disciplina de voto y decir ‘no’ en la investidura de Mariano Rajoy.

En su lugar, el Grupo Socialista presentará a la Comisión el nombre de Soraya Rodríguez. La que fuera portavoz parlamentaria con Alfredo Pérez Rubalcaba al frente del partido ha recuperado protagonismo en el partido después de la salida del ex secretario general del PSOE.

La Comisión Mixta se constituirá este miércoles en el Congreso a las 9.00 horas. Aunque en un primer momento el portavoz en la Cámara Baja, Antonio Hernando, había apuntado que en la jornada de este martes se conocería la decisión sobre la Presidencia, después explicó que se sabría mañana.

Fuentes socialistas han asegurado que la decisión ya está tomada, aunque desde la dirección del PSC se aseguraba que no se les ha notificado ningún cambio, si bien se esperaban que Zaragoza fuera sustituido. El propio diputado afectado aseguró a las 20.30 horas, al finalizar el Pleno, que no se le había comunicado nada.

Esta decisión puede ser un indicativo de la respuesta que va a dar la Gestora a la indisciplina de 15 diputados del Grupo Socialista en la investidura de Rajoy (siete del PSC, seis del PSOE y dos independientes, Zaida Cantera y Margarita Robles).

El próximo jueves se reunirá la dirección que preside Javier Fernández para tomar una decisión sobre las consecuencias de ese ‘no’ y la reorganización del Grupo Socialista. La decisión sobre Zaragoza se ha tenido que adelantar, ya que su comisión se creaba este miércoles.

Pero entre los 15 diputados que rompieron la disciplina del Grupo hay dos miembros de la dirección -la catalana Meritxell Batet y la balear Sofía Hernanz-, cuya salida dan por segura muchos diputados socialistas.

Aunque algunas fuentes apuntaban este martes que no habrá cambios drásticos, en el Grupo cunde la idea de que también se relevará de su cargo a la actual presidenta de la Comisión de Justicia, la independiente Margarita Robles, aunque para ello habrá que sacarla de esa comisión.

Algunos diputados partidarios de destensar la situación apuntaban que la propia Robles ha puesto al partido en una situación difícil, porque, después de no acatar la disciplina del Grupo, ha mantenido un perfil alto en los medios defendiendo que mantuvo su “no” por “dignidad”, con lo que colocaba en una situación difícil al resto.

Además, entre los diputados del ‘no’ también hay varios portavoces en comisiones parlamentarias: la aragonesa Susana Sumelzo (Cooperación Internacional para el Desarrollo) y los catalanes Merce Perea (Pacto de Toledo), Joan Ruiz (Políticas Integrales para la Discapacidad) y Manuel Cruz (Educación). A ellos se podría sumar a partir de este miércoles el balear Pere Joan Pons, como portavoz de la Comisión Mixta para la UE.

Además, tienen portavocías y cargos en mesas de comisiones, como vicepresidentes o secretarios, la gallega Rocío Frutos, el guipuzcoano Odón Elorza, la independiente Zaida Cantera, la castellano-leonesa Mariluz Martínez Seijo, y los catalanes Lidia Guinart y Marc Lamuá.

 

El Consejo Ciudadano de Podemos en Madrid celebra su primera reunión este miércoles para hacer el traspaso de poderes

El nuevo Consejo Ciudadano de Podemos Comunidad de Madrid celebra su primera reunión este miércoles para hacer el traspaso de poderes y discutir sobre la nueva hoja de ruta, después de que el diputado regional y portavoz de Podemos en el Senado, Ramón Espinar, resultara elegido secretario regional.

Así lo ha avanzado el propio Espinar en declaraciones a Europa Press, quien ha asegurado que el Consejo “no va a decidir absolutamente nada sobre la Asamblea de Madrid”, en alusión al posible relevo del portavoz en la Cámara regional, José Manuel López, miembro de la candidatura encabezada por Rita Maestre.
La reunión del Consejo está prevista para las 18 horas en la sede de Podemos y el secretario general de Podemos Comunidad de Madrid atenderá a los medios un cuarto de hora antes.

Por la mañana, a las 12.30 horas, el Grupo Parlamentario de Podemos mantendrá una reunión en la Asamblea de Madrid, donde según López sólo se abordarán los dos próximos Plenos.

El Consejo Ciudadano de Podemos en la Comunidad está formado por 27 representantes de la candidatura Juntas Podemos (que agrupa a los partidarios del secretario general, Pablo Iglesias, y una docena de miembros del sector anticapitalista) y siete miembros de la corriente que lidera Rita Maestre, cercana a las tesis que defiende Iñigo Errejón, tal y como quedó configurado tras las elecciones internas.

Los 27.723 participantes en las primarias designaron en el Consejo a las siguientes personas, por este orden, en los diez primeros puestos: Isabel Serra y Lorena Ruiz-Huerta (Equipo Ramón Espinar), José Manuel López y Tania Sánchez (Adelante con Rita Maestre), Fran Casamayor, María Espinosa, Raúl Camargo, Elena Sevillano y Lorena Cabrerizo (equipo Ramón Espinar) y Eduardo Fernández Rubiño (Adelante con Rita Maestre).

Le siguen Jesús Santos, Dina Bousselham, Pablo Gómez, Carolina Alonso, Jacinto Morano (equipo Ramón Espinar), Leticia Sánchez y Pablo Padilla (Adelante con Rita Maestre), Paloma García Vila, Ana Martín, Víctor Rey, Raquel Rodríguez, Javier Cañadas, Rubén Aguilar, Vanessa Milán, Mario Espinoza, Isabel Déniz, Ana Fernández, Yeray Arencibia, Nerea Fulgado, Luis Andrés Pérez, Sergio García (todos del equipo Ramón Espinar), Eduardo Montero y Esperanza Montero (Adelante con Rita Maestre) y Santiago Morán (equipo Ramón Espinar).

Rajoy anuncia que habrá flexibilidad económica para las autonomías

  • El presidente promete a PSOE y PNV “sin duda alguna” que habrá cambio de actitud y objetivos de déficit más cómodos

lider-del-presidente-funciones-mariano-rajoy-una-intervencion-publica-reciente-1464614460756

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se mostró este martes en Marrakech “tranquilo y realistamente optimista” sobre todos los frentes abiertos en el inicio de este mandato que se avecina aunque también admitió que está “preocupado” por la falta de unos presupuestos. Rajoy corroboró que el Gobierno está abordando esa negociación de la ley de estabilidad y el techo de gasto previo a los presupuestos para 2017 a distintos niveles y con varios partidos. Prometió que “habrá cambio de actitud” y también flexibilidad con las autonomías. Y concluyó sobre todos esos problemas, y otros como la nueva dirección política en Estados Unidos o el cambio climático, que ahora toca esperar y ver cómo evolucionan aunque le parece que transcurren en la buena dirección.

Rajoy avanzó que tanto al PNV como al PSOE y a otros partidos lo que pretende es ofrecerles en este negociación a varias bandas es “un buen presupuesto”. Cuando se le preguntó específicamente por “el cambio de actitud” que demanda el PNV y por el aumento de la dotación en la financiación para las autonomías, como plantea el PSOE, Rajoy expresó que no tiene la más mínima duda de que “sí habrá un cambio de actitud” aunque en primer lugar fijó el mandato de cumplir con los compromisos europeos: “Ahora se trata de eso”.

El jefe del ejecutivo recordó cuál era el objetivo de déficit en 2011 cuando llegó al poder (9,3% del PIB), cómo terminó España 2016 (4,6%) y que en 2017 se cumplirá el pactado en el 3,1%. Esas cifras y metas le sirvieron para avanzar que su pretensión ahora es negociar con las autonomías otros techos económicos de gasto más cómodos en un próximo Consejo de Política Fiscal y Financiera que quiere convocar cuanto antes: “Los objetivos de déficit para las comunidades autonómas serán flexibilizados sin duda alguna”. Ahora estaban marcados en el 0,3% para 2016 y 0,1% para 2017 y el PSOE reclama que se aumenten incluso por encima del 0,5% que pretende el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, lo que supondría una partida extra de 1.100 millones.

“Puede ser una buena legislatura”, resumió Rajoy. Lo hizo cuando se le interrogó por los problemas inmediatos que está encontrando un PP en minoría parlamentaria (137 escaños) para empezar a lidiar con algunas propuestas pactadas entre toda la oposición, como la paralización de entrada de la Ley de Calidad Educativa (Lomce).

 

Rivera diseña su oposición a Rajoy siguiendo el modelo de Madrid

  • Ciudadanos busca separarse del PP nacional igual que lo ha hecho del de Cifuentes

1479225534_827480_1479226693_noticia_normal_recorte1

Tras firmar un acuerdo de investidura con el PP, Ciudadanos busca cimentar un perfil propio en la oposición basándose en la experiencia de su pacto autonómico con este partido en Madrid. Albert Rivera espera acentuar la separación entre los dos partidos al negarse a que el Gobierno cuente con sus especialistas para los cargos vacantes en la Administración. También intentará coordinarse con el PSOE, buscando su complicidad en la Comisión de investigación sobre la presunta financiación ilegal del PP, en la que no descarta pedir la comparecencia de Mariano Rajoy. Finalmente, Ciudadanos elegirá a portavoces más conciliadores o agresivos en función del cumplimiento del pacto.

A ningún estratega de Ciudadanos se le escapa que su acuerdo con el PP abre la puerta a que las dos formaciones se conviertan en lo mismo a ojos de los electores. Los consejeros de Rivera insistirán durante la legislatura en que Rajoy nunca habría impulsado solo las 150 reformas que recoge el pacto y afrontan ese periodo de colaboración convencidos de que el presidente cumplirá con el acuerdo. Sin embargo, fuentes de la dirección del partido reconocen la existencia de “un plan b de contingencia” por si eso no ocurre.

“Queremos ser una oposición constructiva. Ser constructivos, claros y transparentes, que lo somos, no significa ser idiotas, que no lo somos”, resume Juan Carlos Girauta, portavoz parlamentario de Ciudadanos. “Esperamos el cumplimiento del pacto”, añade. “Si no se diera, sabemos que no hay tribunales y que la pataleta sirve de poco, pero venimos aprendidos del trato con la gente del PP y con Cristina Cifuentes en la Asamblea de Madrid”, sigue. “Ya sabemos unas cuantas cosas de lo que a ellos les gustaría hacer y de cómo conseguir que hagan otras. Ese es el aprendizaje [que ha tenido el partido de Rivera]. La dinámica ya la conocemos”, añade este dirigente de Ciudadanos, que formará un comité de seguimiento del pacto incluso si el PP no quiere acudir a la cita trimestral.

El aprendizaje de Ciudadanos son los acuerdos de investidura autonómicos que ya ha firmado con el PP (Madrid, La Rioja, Murcia y Castilla y León) y el PSOE (Andalucía). La acción de todos sus representantes ha tenido varias cosas en común: las comisiones de investigación de la presunta corrupción de los grandes partidos en las que comparecen sus dirigentes más destacados; la reprobación pública de cualquier retraso en el cumplimiento del pacto; y el entendimiento frecuente con el resto de la oposición en todos los asuntos que no estén comprometidos en el acuerdo. Los representantes autonómicos del PP coinciden en lamentar que Ciudadanos vote con más frecuencia junto al PSOE y a Podemos, como ya ocurrió también en la pasada y breve legislatura en el Congreso. Como consecuencia, el partido ha evitado en esas cinco comunidades que los votantes les identifiquen como un apéndice de los respectivos gobiernos, esculpiendo un perfil propio.