Te has preguntado por que llora tu bebe? El cólico del lactante

El cólico del lactante es uno de los motivos de consulta más frecuente en pediatría por el sufrimiento que genera en un bebé de pocos días o semanas y que hace que en muchos casos los padres se desesperen por no saber qué hacer para aliviarle

La escena se repite. Una de la mañana, dos padres primerizos acuden desesperados al servicio de Urgencias de un hospital. Traen a un bebé de dos semanas de vida que no para de llorar, se muestra irritable, retrae las piernas hacia la tripa y tiene la cara muy roja. No saben qué hacer. En Urgencias, después de escuchar a los padres y hacer una exploración física meticulosa del niño, el pediatra dice las palabras mágicas: “Su hijo tiene un cólico del lactante”. A continuación les argumenta que se trata de un cuadro benigno, que desaparece de forma espontánea, pero que se puede repetir una o más veces, hasta que el bebé tiene 3-4 meses. En ese momento, este cuadro tan misterioso deja de aparecer.

A continuación, pasamos a aclararte varios aspectos sobre esta patología.

 

¿Qué es exactamente un cólico del lactante?

Buena pregunta. No lo sabemos con exactitud. No hay consenso a la hora de establecer unos criterios diagnósticos, si bien la mayor parte de los autores defiende que los cólicos son episodios recurrentes de llanto, más frecuentes por la tarde-noche, y que se repiten frecuentemente a lo largo de los primeros meses de vida, para después desaparecer de forma espontánea.

¿Son frecuentes?

Se estima que afectan a un 26% de los lactantes sanos.

¿Son peligrosos?

No. Se trata de un proceso benigno, autolimitado en el tiempo, molesto por la sensación acústica que generan, pero nada más. Digamos que los cólicos son peores para los padres, cuyo reposo y templanza se ve amenazado, que para los propios niños.

 

¿Cuál es su causa?

La causa es desconocida, salvo en un pequeño porcentaje de niños (menor del 5%), que parece guardar relación con una mala tolerancia a las proteínas de leche de vaca.

¿Los cólicos se deben a retención de gases?

Este hecho es una creencia no fundamentada. Muchas familias advierten que la movilización de gas por parte de los lactantes devuelve la calma a estos niños, si bien no hay pruebas que lo avalen.

¿Existe algún remedio farmacológico para los cólicos?

Ningún fármaco ha logrado hacer que desaparezcan.

¿Es necesario sustituir la leche que le damos a nuestro hijo?

En aquellos niños cuya irritabilidad sea secundaria a una mala tolerancia a las proteínas de leche de vaca (lo que los médicos llamamos “alergia a la proteínas de leche de vaca no mediada por IgE”), la leche artificial normal ha de ser sustituida por una leche hidrolizada. Deje que su pediatra interprete si los cólicos del niño tienen esta causa.

¿Los probióticos tienen alguna utilidad?

Hay algún estudio con la cepa Lactobacillus reuteri, pero no se han obtenido conclusiones lo suficientemente sólidas como para aconsejar su uso de rutina.

Entonces, ¿qué han de hacer los padres?

Tener paciencia y mantener en la medida de lo posible la calma. La templanza de los padres es imprescindible para que el bebé pueda calmarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *